Observatorio

Fotografiar y Registrar un Territorio

(Una entrevista a partir de la exposición fotográfica UC. En el Territorio de Nicole Saffie y Luis Muñoz Villarroel, muestra itinerante).

 

Breve noticia:

            Nicole Saffie y Luis Muñoz han registrado la actividad de investigación y apoyo que grupos interdisciplinarios de la Universidad Católica de Chile realizan a lo largo del diversificado territorio chileno. En su trabajo fotográfico han ido más allá de lo requerido, entregando una serie fotográfica estimulante para observar lo que, por una parte, se denominan zonas fronterizas, y por otra, se perciben como lugares que forman parte de espacios mucho más amplios, anteriores a cualquier forma de límites. 

 

historiaycultura:  ¿Cuáles son los desafíos que se enfrentan al fotografiar un territorio?

Nicole Saffie: Creo que el mayor desafío al fotografiar un territorio es lograr captar su identidad, esos rasgos que lo hacen único y que forman parte del sello de su gente y su geografía. Para ello, antes de sacar la cámara y disparar, trato de observar todo lo que el tiempo me permita, fijarme en los detalles, recorrer, conversar con la gente. Busco captar eso que lo distingue y que se convierte en el protagonista de un relato, donde cuenta su historia, sus problemáticas, sus desafíos, sus sueños. Así por ejemplo, un atrapanieblas es un elemento particular en el oasis de niebla de Alto Patache y da cuenta de esa aridez extrema en que se encuentra inserto, de la tremenda necesidad por obtener agua que tienen los pueblos y caletas cercanos, y de ese ingenio de utilizar unas varas de madera y una malla raschel para exprimir gota a gota la densa camanchaca, convirtiéndose en una posibilidad de generar agua a bajo costo en pleno Desierto de Atacama. 

 

historiaycultura:  Las fotografías de ustedes están relacionadas con un trabajo de investigación realizado por miembros de la Universidad Católica de Chile. ¿Qué implicó eso para ustedes?

Nicole Saffie: Para mí implicó cambiar la forma de trabajar. Es bien distinto entrevistar a un académico en su oficina, que acompañarlo en terreno, dormir en carpa, recorrer largas distancias, ser parte del proceso mismo de investigación. Cambia la visión, permite una comprensión más amplia, compenetrarse con el objeto de estudio. Eso ha enriquecido enormemente mi trabajo periodístico, reflejado tanto a través de los textos como de las imágenes. Me ha permitido vincularme con los investigadores y su labor, comprender sus dificultades, empaparme con su pasión. En general, quienes realizan investigación en terreno son personas tremendamente apasionadas, que vibran con lo que hacen, ya sea estudiar una semilla endémica en el desierto o el retroceso de los glaciares en la Patagonia. Es gente que, por trabajar en el terreno, suele tener un compromiso con los territorios con que se relacionan, con su conservación y desarrollo. Acompañar a los investigadores me ha permitido también conocer una amplitud de disciplinas y miradas, y también ser testigo de los resultados tremendamente potentes que se producen cuando estas hacen sinergia. Para mí, ha sido un tremendo regalo que me ha llenado de sentido.

 

historiaycultura:   ¿Qué visión del territorio chileno pudieron hacerse ustedes luego de haberlo fotografiado en el norte y en el sur?

Nicole Saffie: La visión que me he formado es la de un país tremendamente único, rico, diverso, heterogéneo. Me encanta ir descubriendo sus rincones y debo reconocer que me he hecho un poco adicta… cada vez tengo más ganas de seguir recorriendo Chile y entre menos conocidos los lugares, más atractivos me resultan. El nuestro es un país fascinante. No solo por sus paisajes, muchas veces de una belleza evidente, sino también por su gente, su cultura, su identidad, las que a veces no aparecen a primera vista.

 

historiaycultura:   ¿Por qué tomaron esa foto y cuál es la lectura que ustedes hacen de ella? (Seleccionar la foto con la que se sientan más identificados y explicarla)

Nicole Saffie: Esta foto, en el parque nacional Alberto de Agostini –al suroeste de la isla Grande de Tierra del Fuego, en la región de Magallanes y la Antártica Chilena-, habla por un lado del territorio en toda su dimensión: su inmensidad, su belleza, la majestuosidad de la Cordillera Darwin al fondo. Es una imagen que permite maravillarse con la naturaleza en un lugar completamente prístino. Por otro lado, me habla del esfuerzo y compromiso de los investigadores por su trabajo. Para llegar a este lugar, se debe tomar un barco en Punta Arenas que recorre los estrechos canales magallánicos y sus agitadas aguas durante un día y medio; no hay señal de celular ni rastro de civilización alguno; el clima puede llegar a ser inclemente y la sensación que impera es la de estar al fin del mundo, con todo lo que ello implica. Y una vez que se llega ahí, hay que caminar unas diez horas diarias, simplemente para tomar muestras de roca, las que luego son enviadas a un laboratorio en Nueva York; los datos ahí obtenidos permiten comprender, un poco más, un fenómeno de preocupación mundial: el cambio climático. En suma, es una fotografía que me habla de pasión, por la naturaleza y el empeño por tratar de comprenderla.




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

historiaycultura:  ¿Qué ha significado esta exposición fotográfica para ustedes?

Nicole Saffie: Para mí es mi primera exposición fotográfica. Y eso ha significado varias cosas. Primero, vencer el pudor. Si bien varias de estas fotografías, y otras, han sido publicadas en los distintos medios de la Universidad Católica e incluso en medios regionales, exponerlas en el hall de entrada de la Universidad es distinto. Uno se expone, tanto el trabajo propio como una misma. Pero también ha sido tremendamente satisfactorio. Esta exposición habla de la labor de la UC en el territorio, del esfuerzo que implica crear nuevo conocimiento y de su compromiso público. Sin embargo, esta labor es más bien desconocida, incluso al interior mismo de la universidad. Por eso, tener la oportunidad de comunicarla a través de estas fotografías, de traer el territorio a las mismas puertas de la universidad, es sentir que uno está cumpliendo ese rol de comunicadora, de puente entre la academia y la comunidad en ambas direcciones, enriqueciendo ambos mundos. Por último, esta exposición también es muy personal, porque habla de mi propia historia dentro de la Universidad y de los vínculos que he ido generando al interior de ella. Y ver cómo los distintos personajes de esa historia se han sentido identificados y reflejados, ha sido tremendamente gratificante.

 

Algunas imágenes de La UC en el territorio